jueves, 17 de enero de 2013

La biblioteca de Alejandría en nuestro ordenador

Internet cuenta con una infinidad de libros gratis, con los derechos liberados, que son como promesas de un paraíso literario, la biblioteca de Alejandría en nuestro ordenador luego de ser recuperada, pero el problema, ¿o pensaban que iba a ser tan fácil? Es que para poder acceder a la lectura gratis muchas veces debemos atravesar por una odisea con más obstáculos que los que debió sortear Ulises en su regreso a Ítaca.

Ante la posibilidad de leer todos los libros que se nos antoje, o esas novelas inhallables es realmente una idea fascinante por eso de contar con una biblioteca online infinita, que no ocupa espacio, ¿Quién podría resistirse a buscar libros digitales para descargarlos?

El problema se nos presenta cuando nos encontramos en la mayoría de estos sitios para descargar libros gratis, con miles de links por los que solo podremos ir avanzando, igual que en el juego de la Oca, solo que aquí en lugar de casillas debemos ir instalando programas de dudoso origen. Luego de intentos reiterados es posible que con algo de suerte logremos bajar un archivo, lo que de ninguna manera significa que cumplimos con nuestra misión.

Nuestra odisea no termina ahí, todavía nos falta que en ese archivo contenga algo que merece ser leído. En este paso, además, hace falta el conocimiento de todos los formatos de lectura y su conversión mediante algún otro programa que también tendremos que bajar e instalar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario